Si tuvieras un millón de dólares, seguirías en tu trabajo actual?.

ABSTRACT: Una gran pregunta que denota la realidad sobre tu gusto y tu ocupación actual. Estás donde quieres estar?. Ahora con ese millón, si la respuesta fue un si, que harías con tus activos e inversiones. Del Equipo de Trabajo de Tienda De Contenidos Latinoamérica.

 

 

Hoy mandan las estadísticas económicas, lo vimos con la saga de freakonomics y sus ediciones originales, incluso las versiones modificadas de otros autores económicos.

Podemos afirmar que tendríamos que cruzar ya no dos sectores, como la estadística, la economía y también porque no, la psocilogía. Estamos haciendo lo que queremos, el lugar para el cual nacimos, o sólo vamos y corremos detrás de la moneda o de nuestra remuneración.

Quienes vivimos de lo que nos gusta hacer y me incluyo, no sentimos el peso del trabajo, mucho menos, incluso a veces, nos sentimos desocupados en el sentido de la carencia del dolor, pena o peso por laborar.

La pregunta la venimos formulando desde el inicio de la presente nota: CONTINUARÍAMOS EN NUESTRO ESPACIO ACTUAL, INCLUSO LUEGO DE OBTENER UN MILLÓN DE DÓLARES?

Sería esencial que la respuesta fuera un rotundo SI.

SI.

Bueno, entonces podemos afirmar que nacimos para ocupar el lugar en el que estamos. La evolución nos trajo hasta aquí y con una cuenta bancaria millonaria, despertaríamos cada mañana, ansiando llegar a nuestro puesto de trabajo o iniciar las actividades diarias.

Como afirmamos anteriormente, no debemos sentir un céntimo de esfuerzo por iniciar nuestras mañanas, incluso, esperaríamos con más ganas que la media, el inicio del nuevo lunes. Sentiremos al final de nuestros días laborales, que incluso nunca trabajamos formalmente.

Pero además sumamos cientos de ventajas, las horas pasan como un divertimento, no las sentimos en lo más mínimo. Sentimos que el trabajo es un juego, avanzamos, evolucionamos, seguramente nos enfocaríamos en ser los mejores en nuestro segmento. Seríamos un player temible en el sector, innovador, audaz.

Imaginen si nuestro principal competidor fuera una persona con esta característica, que no sienta el paso de las horas de trabajo, que busquen ser cada vez mejores, que floten sin esfuerzo. No querríamos ser su competidor realmente.

NO.

Bueno, estamos entonces en el lugar equivocado, o al menos, será la estrategia, llegar a cierto punto por un conveniencia temporal, estamos en un medio para llegar a un fin.

Claro que el panorama empeora, puede ser la razón para estar mal enfocado en nuestra vocación. Incluso nos encontramos en un rubro en el cual, nuestro competidor si puede ser quien conteste con un SI y entonces los problemas irán de mal en peor.

Ellos si gozarían de todos los placeres por operar, incluso contra nuestro, sufriremos incluso hasta por contraste.
Cómo podemos permitirnos, pasar más de 40 horas semanales, haciendo lo que no nos guste. Nuestra vida sería un calvario, incluso si debemos estar en nuestra posición por años o décadas.

Salgamos rápido a buscar nuestro objetivo en la vida. Ganaremos tiempo incluso pensando que momentáneamente estamos perdiendo.

Un motivo más para salir de dicha posición. Si nunca llegaríamos hipotéticamente a obtener dicho millón, incluso, si el lugar es el que entendemos placentero, ya será la retribución más sensible que obtendríamos. Trabajar sería para nosotros ser muy fácil, el estres debería desaparecer de nuestra vida, al menos en los niveles nocivos.

En Estados Unidos no se consigue.

Cinco millones de personas hoy en Estados Unidos, ya puede conocer si seguirían en sus cargos y lugares actuales, claro, dado que esa es el número de millonarios en el país del norte. En el globo, la totalidad son 15 millones de millonarios. Las Cripto también acomodas a sus tenedores, con más de 15 mil cuentas o wallets de bitcoin que a la cotización actual superan ese valor nominal en moneda FIAT.

Creo que esta pregunta ya se la deberían haber hecho en otro momento, al menos, yo en particular ya me la había hecho en proyecciones con anterioridad. Por suerte, mi respuesta real y bien sentida era un si rotundo, seguiría en mis posiciones, con mis activos, empresas y ocupaciones, obviamente con mejoras y encarando inversiones.

Debemos entonces formular la re-pregunta. 

Si la respuesta fuera un SI, entonces quizás como re-pregunta para obtener resultados superiores o más profundos, que mejoras o inversiones efectuaríamos en nuestros activos, empresas u ocupaciones, ya en este nuevo escalón monetario.

Allí podemos también obtener matices, reforzaríamos posiciones, encararíamos diversificaciones, buscaríamos nuevos activos, invertiríamos o deinvertiríamos en determinados puntos de ingreso de dinero.

Bueno ya es motivo de otro estudio o nota, pero no dejaría de ser enriquecedor a nuestro constante empuje para buscar estrategias.

Estos escenarios fictos, se utilizan mucho. El emprendedor vive buscando respuestas, formulando inquietudes, mejorando procesos y productos. Donde nos vemos dentro de cinco años, dentro de diez, como nos sentiríamos si un producto fallare, si todos fallaren, si alguna empresa nuestra fuera un éxito.

En la empresa diaria de buscar respuestas y datos, todo vale, teatralizar mentalmente circunstancias pueden ser de gran ayuda, nos pueden estar mostrando realidades que muchas veces no vemos y las tenemos frente a nuestros ojos. Es normal.

Como emprendedores, debemos jugar con todas las ventajas y posibilidades a nuestro favor, como si podríamos en un game multijugador de computador, ingresar un truco de letras para obtener armas infinitas.

Nuestra mente debe estar preparada, ser mejor que la de los demás, así se gana y se opera en la empresa. Si no cuentas con las mejores luces, en todo caso, contrata a los mejores.

Del Equipo de Trabajo de Tienda De Contenidos Latinoamérica.

Related posts

Leave a Comment