Importancia de la determinación de los porcentajes de inversión en Criptomoneda.

ABSTRACT: Valor nominal de la criptomoneda. Importancia de la determinación de la proporción del capital a invertir. Del Equipo de Trabajo de Tienda De Contenidos – Latinoamérica – Empresas Globales.

Hemos visto últimamente los testimonios de inversionistas sin información, o mejor dicho, sin la preparación adecuada para efectuar intervenciones en mercados de la criptomoneda, incluso con fuertes montos.

Lamentablemente, estos inversionistas novatos, sólo han obtenido grandes pérdidas, entre un 75 y 90% de sus inversiones iniciales. Por lo general, son quienes ingresaron en picos de mercado, cercanos a diciembre de 2017, cuando el precio del bitcoin, había alcanzado los casi 22.500 dólares por unidad.

En la jerga de los inversores, ese fenómeno se denomina, llegar tarde a la fiesta. Cuando un valor explota hacia arriba, lo que también se denomina sky rocketing o movimiento del despegue del cohete. Luego de que el mercado logra los records de pico de su cotización, por lo general se experimenta la corrección técnica, lo que evidencia un pull back, un retroceso.

Pero más allá de una corrección técnica, la criptomoneda, luego del alcance de estos records máximos en el pasado diciembre de 2017, después de la incorporación del mercado de futuros por parte del CME y CBOE, la tendencia fue un descenso generalizado y constante, con leves recuperaciones pero luego los movimientos de mercado, continuaron determinando un canal evolutivo descendente.

Aquí radica la importancia de la proporcionalidad del portfolio a invertir. El error no fue el ingreso en máximos, de hecho, conocemos que son máximos hoy, 9 meses después, en su momento, podía ser un sky rocketing contínuo, se hablaba de alcanzar los 50 mil 100 mil dólares. Nada de ello ocurrió. Quienes se sobre-expusieron con porcentajes de capital excesivas, asumieron un riesgo superlativo, que además cobró en efectivo su riesgo, con el pasar del tiempo.

Obviamente, la historia de cotización se continua escribiendo y hoy no sabemos en que niveles vamos a estar durante el próximo fin de año o durante mediados de 2019, como un período de mediano tiempo. Pero como estamos tratando de categorizar, el daño debería ser muy inferior. 

Los inversionistas novatos, lamentablemente se sobreexpusieron. Obviamente, si hoy la cotización estaría rondando los 50 o 100 mil dólares, estarían festajando, pero claro, no turieron en cuenta que para alcanzar niveles altísimos de rentabilidad, el riesgo que tomaron era inaceptable.

Los principales inversores, hablan de que los niveles máximos a los que exponer un portfolio a la criptomoneda, no debe superar el 10% del capital total invertido. Otros hablan incluso de menos, de no superar un 6%.

La SEC su principal argumento para dejar de lado la aprobación del ingreso del dinero institucional a la criptomoneda, es la volatilidad, posibilidad de manipulación del mercado y riesgo. Por eso invalidan el ingreso institucional. Ese mismo riesgo fue el que afectó a los inversores individuales novatos, cuyo ingreso al mercado del bitcoin se llevó adelante luego de noviembre de 2017. Los que ingresaron mucho antes, obvio, están aún en territorio de ganancias.

No debemos confundir los consejos de grandes inversores conocidos como Warren Buffet, quienes desaconsejan totalmente la inversión en criptoactivos. Estos consejeros, invierten fuerte en el sector bancario, el que no se siente cómodo respecto a que la criptomoneda se convierta en un activo. 

Si la criptomoneda encierra y genera valor, obviamente el principal perjudicado será la banca, quien gana ante la falta de financiación del cliente o su falta de capital.

Por eso como manifestamos, cuando un consejo de desinversión viene de un CEO de JPMorgan, de Warren Buffet, quien invierte en la banca, hay que observar sus intereses personales y corporativos.  La proporcionalidad y el resguardo ante la inversión del desprevenido es otra cosa.

La criptomoneda no es una burbuja, de hecho está en valores relativamente bajísimos a los precios del año anterior. Es volátil, eso es una cuestión muy distinta a una burbuja o sobrevaloración de un activo a niveles extremos.

El consejo principal es invertir porcentajes mínimos respecto a nuestras posibildiad o capital en tenencia. Los mercados son pequeños, eso es verdad, son volátiles, también es otra gran verdad. Pueden ser manipulados fácilmente con el movimiento de estrategia y grandes capitales. Se deben escuchar analistas reconocidos.

Pero lo principal, ante todo, no creer en canto de sirenas. Nadie sabe lo que va a suceder, y si logra un buen pronóstico, puede haber información específica, conocimiento de comportamiento de mercados, pero también una dosis de suerte. Y como en materia de capital no nos podemos basar en la suerte como elemento principal, reduzcamos el peligro potencial de perdida, limitando en extremo el capital a invertirse. Las probabilidades de pérdida son muchas veces mayores a las de obtener ganancias y eso hay que saberlo antes del ingreso.

FInalmente aclaremos que se ha detectado el movimiento de grandes tenedores de bitcoin, visto directamente desde sus wallets públicas, que estos venden en forma masiva al alcanzar zonas psicológicas como áreas de resistencia las que se conocen en torno a los redondeos, por ejemplo superar los millares dan esa respuesta, 6000, 6500, 7000, 7500. 

Luego que aprovechan el acercamiento a esas zonas psicológicas de la cotización, venden masivamente como dijimos, y producen la venta en pánico de miles de inversores que no conocen esa conducta y producen una caída mayor.

Estos grandes tenedores denominados Whales, o ballenas en inglés, al generar esa caída y conducta de mercado, comienzan la compra en lotes, despacio, para que el mercado no lo reconozca y aprovechar los niveles menores de la criptomoneda.

El resultado, venden 1000 o 2000 bitcoin y luego en compras pequeñas logran acopiar varios cientos más y a precios menores. El balande logra un apoderamiento de ganancias, superando la tenencia inicial de bitcoin en varios miles más. El fenómeno descripto logra el acaparamiento de la criptomoenda en sus tenencias. Operan seguros por el hecho de que el Bitcoin es una momeda deflacionaria, o sea, que su emisión está limitada, con lo cual, su cotización sólo se reduce por cuestiones del mercado, nunca por emisión.

Autor: Diego H. Moretti – ABOGADO UNLZ 2000 –  VP del Instituto de Derecho Informático del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal. Especialista en la cuestión de Criptomoneda y Regulación.

Del Equipo de Trabajo de Tienda De Contenidos – Latinoamérica – Empresas Globales.

Related posts

Leave a Comment